La plata de la emergencia: nuevo Libro Blanco y los mismos viejos problemas