El PGN se va a aprobar sin escuchar las consideraciones de la OATP porque no se ha constituido

Actualizado: 2 sept

Esta semana inició el debate del Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2023 en el Congreso de la República, en la primera sesión realizada por las comisiones económicas conjuntas. La jornada contó con la presentación de Leonardo Villar, gerente del Banco de la República, un delegado de la Contraloría, Jorge Iván González, director del DNP, y José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda y Crédito Público. Posteriormente, participaron los congresistas.

En este espacio se presentaron diversos comentarios, alertas y recomendaciones respecto al proyecto de PGN 2023, que fue presentado por el gobierno saliente, el pasado 29 de julio. Los comentarios son prudentes y demandan que el proyecto de PGN sea revisado para adaptarse a la coyuntura del país y la visión del nuevo gobierno. Por ejemplo, se debe considerar la nueva proyección de inflación para 2022 que diverge de la proyectada en la construcción inicial del PGN.


Al respecto, el ministro de Hacienda resaltó que el Gobierno nacional va a presentar un proyecto de PGN 2023 con modificaciones la próxima semana, entre las que se destaca un aumento en la inversión. En este orden, el análisis se debe centrar en el proyecto entrante. El ministro también expresó que presentarán un proyecto balanceado y que los recursos adicionales adquiridos a través de la reforma tributaria se adicionarían el próximo año y serían destinados al cumplimiento de programas de gobierno.


Una ausencia notoria en el debate fueron las consideraciones de la Oficina de Asistencia Técnica Presupuestal (OATP)


­La OATP se constituyó a través de la Ley 1985 de 2019 “como un organismo de carácter técnico y especializado, con el fin de darle información independiente, no vinculante y basada en criterios técnicos que facilite la toma de decisiones en materia económica, fiscal y presupuestal de esta corporación (Congreso de la República)”. El objetivo de la oficina es brindar insumos técnicos, información y acompañamiento a los congresistas. También se propone estudiar y diseñar modelos de modernización que permitan garantizar la eficiencia del gasto público en el país.


Una de las mayores herramientas que tendrá esta oficina es el acceso libre a la información del Sistema Integrado de Información Financiera – SIIF – del Ministerio de Hacienda y al Sistema Unificado de Inversión y Finanzas Públicas – SUIFP – del Departamento Nacional de Planeación. Asimismo, tendrá libre acceso, a nivel micro de “las bases de datos y a los sistemas de cualquier entidad pública donde repose información actualizada sobre los ingresos que obtenga el Estado, incluyendo los tributarios”. De esta forma, los resultados de los análisis sobre esta información estarán disponibles para los congresistas.


En la ley se establece que la OATP apoyará al Congreso en el estudio de la ley de PGN y por ello participará en las comisiones económicas. De hecho, explícitamente expone que las comisiones deberán escuchar las consideraciones del proyecto “para conocer su opinión sobre el impacto macroeconómico y sectorial del déficit y del nivel de gasto propuesto”.


Hasta la fecha de redacción de esta publicación esta oficina aún no se ha constituido, ya se han aprobado dos PGN sin escuchar sus consideraciones y el PGN 2023 también se va a aprobar de esta forma. En la nueva legislatura se inició un proceso con el que inicia su constitución, liderado por Carolina Soto, exdirectora del Banco de la República, que da luces sobre su constitución. Ahora bien, la oficina no alcanzaría a estar constituida para la construcción del PGN 2023 en la que el Congreso de la República tiene plazo de aprobarlo hasta la media noche del 20 de octubre, poco más de mes y medio desde el inicio del debate y la publicación de este blog. Se esperaría a que la oficina sea constituida el próximo año y apoye la construcción del PGN 2024.


Desde el Observatorio Fiscal hacemos un llamado de atención al Congreso de la República para que constituya esta oficina con prioridad y sea un apoyo para la toma de decisiones con base en criterios técnicos, en la construcción del PGN y todos los proyectos económicos que se tramitan en esta institución. De esta forma, los congresistas tendrán herramientas para tomar mejores decisiones de política pública.