Candidatos: ¡estamos esperando sus programas de gobierno!

La primera vuelta de las elecciones presidenciales será el próximo 29 de mayo. Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta (es decir, gana con al menos la mitad más uno de los votos) habrá una segunda vuelta el 19 de junio. Estamos, pues, a dos meses de que los colombianos votemos para escoger a la persona que ocupará la Presidencia de la República.

Ya sabemos quiénes están en el partidor, quiénes se quieren –quiénes no tanto– y, por cuenta de los resultados de las elecciones legislativas, la matemática de apoyos legislativos parece tener una forma cada vez más clara y decantada. Adicionalmente, a diferencia de elecciones pasadas, la mayoría de los candidatos han procurado presentarle a la ciudadanía propuestas puntuales sobre lo que quieren hacer, y cómo.


Un buen ejemplo de ello fue el debate sobre reforma tributaria que organizamos junto a Fescol y la firma Cifras y Conceptos, en el que –sin descalificaciones ni peleas– varios aspirantes abordaron en profundidad el panorama tributario y fiscal del país, y la mejor forma de atajar el creciente déficit.


Vamos bien. Pero se necesita más. La ciudadanía merece más.


Hoy queremos hacer una invitación, un cordial, pero sentido llamado, a que todos los candidatos y candidatas presidenciales publiquen sus programas de gobierno.


Para saber lo que los aspirantes a la Presidencia le plantean al país, hoy es necesario seguir todos los debates y todas sus declaraciones a medios de comunicación. Se trata de una tarea muy compleja para los ciudadanos de a pie que quieren tomar decisiones informadas. Lo es incluso para nosotros, que venimos haciendo seguimiento a las propuestas.


Es necesario tener programas a mano. Conocer cómo se conectan las visiones del país son las acciones propuestas, y tener una hoja de ruta que permita entender cómo se conectan acciones con presupuestos, metas y objetivos.


Esto cobra especial importancia en un contexto en el que las coaliciones mandarán la parada. Como lo demostraron las elecciones legislativas, difícilmente un partido o movimiento conseguirá ganar en solitario la Presidencia de la República. Será, pues, necesario asociarse, hacer acuerdos programáticos y alianzas. Esas sumas de voluntades –y de votos– tienen consecuencias programáticas, incluso ideológicas, que deben quedar consignadas para que las personas sepan por qué iniciativas están votando al momento de ir a las urnas. Eso, además de dar orden temático, es transparencia.


Nos dimos una vuelta por las páginas de internet de los candidatos y les queremos contar lo que encontramos.


Antes de eso, es importante subrayar que ya hay algunos que han hecho y están haciendo la tarea. Es el caso de Sergio Fajardo, quien desde antes de la consulta interna en la que resultó electo como candidato de la coalición Centro Esperanza, tenía publicadas en su página web una serie de propuestas y ejes temáticos desarrollados –apoyados, además con documentación técnica–.


En esta misma línea, Gustavo Petro, candidato del Pacto Histórico, quien ya había publicado los ejes programáticos de su propuesta electoral, hizo lo propio la semana pasada con su programa de gobierno. El documento, que –al igual que los demás programas– estamos analizando, tiene un nivel importante de detalle técnico y profundidad técnica, más allá de la exposición política y filosófica.


Federico Gutiérrez, de la coalición Equipo por Colombia, tiene en su sitio web una publicación en la que plantea su visión de país. Esta incluye una explicación y desarrollo de los principios que guían su propuesta electoral y la que considera debe ser la ejecutoria de las iniciativas que viene proponiendo. Sin embargo, no es un programa de gobierno y se queda únicamente en aspectos generales de sus planteamientos. ¿Cómo se va a hacer lo propuesto? ¿Qué proyecciones y sustentos técnicos soportan lo que se quiere implementar? Todavía no es posible saberlo.


El candidato del Movimiento de Salvación Nacional, Enrique Gómez, no tiene un programa de gobierno propiamente dicho. En la página web de su movimiento es posible encontrar un documento con propuestas programáticas. Sin embargo, estas no tienen un desarrollo amplio en términos técnicos.


Un caso que llama la atención es el de Ingrid Betancourt, candidata del Partido Verde Oxígeno. Desde sus redes sociales se proporcionan vínculos a otras redes, más no a una página web. Y, al buscar su nombre en motores de búsqueda, no es posible encontrar un enlace a un sitio oficial de su campaña. Esperamos conocer pronto el programa de gobierno de la candidata, pues, como se observó en el debate sobre temas tributarios organizado por el Observatorio Fiscal junto a la Fundación Fescol y la firma Cifras y Conceptos, Betancourt tiene visiones muy interesantes que seguro atraerán la atención de la ciudadanía.


Por su parte, Rodolfo Hernández, candidato por el movimiento Liga de Gobernantes Anticorrupción publica en su página web un programa de gobierno. Este, aunque incluye propuestas de orden económico, no presenta un estimado en materia de recaudo ni plantea las bases de una eventual reforma tributaria. Por el contrario, se centra más en el IVA –cuya eliminación ha propuesto–, sin abordar la estructura tributaria del país.


A su vez, John Milton Rodríguez, candidato de Colombia Justa Libres, tiene en su página un video en el que comparte algunas de sus propuestas, más no un programa de gobierno propiamente dicho.


Ha llegado la hora de las propuestas concretas. ¿De dónde saldrá la plata para cumplir con las promesas en materia de política social? ¿Cuánta plata esperan recaudar para hacer frente al déficit fiscal? ¿Qué nuevas fuentes de recaudo tributario esperan abrir? ¿Piensan desmontar beneficios tributarios? De ser así, ¿cuáles van a tocar y cuáles no?


Estas y otras preguntas nos las estamos haciendo desde la orilla de los temas fiscales. El país, además de estos temas, quiere conocer propuestas en materia de implementación del Acuerdo de Paz, salud, educación, seguridad y energía.


Es hora de seguirle dando altura a la campaña. Es hora de las propuestas estructuradas. Es hora de los programas de gobierno.