top of page

Protección a la vejez en Colombia: cuentas claras

Actualizado: 23 feb 2023

El Gobierno nacional ha anunciado una reforma al sistema de protección a la vejez. En el marco de esta discusión, en el Observatorio Fiscal comenzamos nuestra serie de análisis sobre pensiones y demás elementos del sistema. En esta primera entrega analizaremos cómo se financia la protección a la vejez en el país: de dónde viene la plata y cómo se gasta.

El sistema de protección a la vejez en el país está conformado por dos regímenes obligatorios de pensiones que compiten entre sí por los aportes obligatorios que hacen los afiliados.


El primero es el Régimen de Prima Media con Prestación Definida (RPM) administrado por el Estado a través de Colpensiones. El segundo es el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), manejado por empresas privadas, conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).


Paralelamente, existen otros fondos de pensiones obligatorios de carácter público exceptuados del RPM y del RAIS al cual pertenecen los congresistas, los militares y soldados, el magisterio público y algunas entidades territoriales.


El anterior esquema es complementado con otros programas parapensionales de asistencia social y/o ahorro para adultos mayores como Colombia Mayor y los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS).


Para comprender cómo funciona el anterior sistema es necesario entender las dinámicas poblacionales. En el país habitamos 48 millones de personas de las cuales 22,6 millones se ocupan en un mes típico en algún tipo de trabajo. De estos, el 56% de la población ocupada no cotiza a pensión, es decir, está en la informalidad.


Entre el régimen público y privado de pensiones hay al menos 25,4 millones de afiliados (no todos estos trabajan todos los meses). Por su parte, en Colombia hay 7,8 millones de habitantes en edad de pensión, de los cuales 5,5 millones no tienen pensión.


Lo anterior significa que los pensionados representan únicamente el 28% de la población en edad de retiro. El total de 2,2 millones de pensionados se distribuyen entre el régimen público y privado.


A continuación detallaremos de dónde viene el dinero con el que se pagan las pensiones en cada régimen, así como los subsidios de Colombia Mayor y BEPS. Para esto, usamos datos con corte a diciembre del 2022, provenientes de la Superintendencia Financiera de Colombia, Colpensiones y el DANE.


Régimen de Prima Media con Prestación Definida - RPM

Colpensiones cuenta con 6,8 millones de afiliados de los cuales solo 2,6 millones son afiliados activos, es decir, que han cotizado o por quien cotizaron en los últimos seis meses, lo que representa el 39% de los afiliados. Por concepto de cotizaciones, la administradora pública de pensiones recibe $14 billones de pesos por cotizaciones de sus afiliados.


Este sistema es de reparto. Es decir, el dinero que ingresa por cotizaciones entra a una bolsa común con la que se pagan las mesadas de los pensionados. En otras palabras, los trabajadores que cotizan actualmente financian en gran parte las pensiones de aquellas personas que culminaron su vida laboral y accedieron a una pensión cumpliendo con los requisitos establecidos por la Ley.


En segunda medida, este régimen de pensiones recibe una transferencia del Presupuesto General de la Nación. Eso quiere decir, que con el dinero que recauda el Estado a través de impuestos generales que pagamos todos, incluso aquellos en la informalidad o desempleados, se financia el pago de las mesadas de los pensionados. El año pasado se destinaron del Presupuesto General de la Nación $17 billones de pesos para pagar pensiones de Colpensiones.


En tercer lugar tenemos los traslados entre regímenes pensionales. Esto consiste en que cada afiliado tiene la posibilidad de cambiar su vinculación al régimen de prima media por el régimen de ahorro individual o viceversa, si así lo quiere y cumple con una serie de requisitos. Esto representa $13 billones de pesos ingresando al RPM producto del traslado entre regímenes.


En síntesis, el Régimen de Prima Media recibe un flujo total de $44 billones aproximadamente por cotizaciones de sus afiliados, transferencias del Presupuesto General de la Nación y traslados del RAIS, que se gastan de la siguiente manera:


Colpensiones tiene la mayoría de pensionados del Sistema Obligatorio de Pensiones, esto es 1,7 millones de personas, lo que representa el 78% del total. Para el pago de las mesadas pensionales correspondientes a esta población destina alrededor de $40 billones de pesos, por otro lado, destina $1 billón adicional para el pago de indemnizaciones sustitutivas. Estas indemnizaciones consisten en que si al momento de alcanzar la edad de pensión la persona no alcanza a completar el número mínimo de semanas, el sistema le devolverá la suma de los aportes realizados ajustados por inflación.


Régimen Ahorro Individual con Solidaridad - RAIS

Los fondos privados tienen 18,6 millones de afiliados de los cuales solo 7,3 millones son afiliados activos y cotizan, es decir, el 39% de sus afiliados. Por concepto de estas cotizaciones, el régimen privado de pensiones recibe $30 billones de pesos.


Este dinero es administrado por las AFP, quienes cobran una comisión y destinan otro porcentaje a seguros y el Fondo de Garantía de Pensión Mínima. El restante del aporte reposa en cuentas individuales de ahorro de cada uno de los cotizantes que sumadas representan un stock de ahorro de alrededor de $356 billones de pesos con rendimientos históricos de 4.5%.


En segunda medida, este régimen recibe otra suma de dinero proveniente del Presupuesto General de la Nación por concepto de bonos pensionales y deslizamiento en las mesadas pensionales. Lamentablemente, al momento de redactar esta entrada fue imposible identificar el monto correspondiente. La falta de transparencia en todo el sistema es un punto crítico que analizaremos a profundidad en otra entrada.


Del total de recursos que ingresan a este régimen, $4 billones de pesos se destinan al pago de las 147 mil mesadas pensionales a su cargo, lo que representa el 6,5% del total de pensionados.


Por último, el RAIS destina alrededor de $3 billones por concepto de devolución de saldos: si al momento de alcanzar la edad de pensión la persona no alcanza a acumular el capital suficiente ni cumple con los requisitos de acceso al Fondo de Garantía de Pensión Mínima, se le devuelve el capital de su cuenta individual. Es decir, los aportes realizados más sus rendimientos financieros.


Regímenes Exceptuados

Los regímenes especiales de pensión como fuerzas armadas, policía, ejército, armada, fuerza aérea, comando general, dirección marítima y magisterio, entre otros, reciben transferencias del Presupuesto General de la Nación por $33 billones de pesos.


Para el caso de las cotizaciones, no es posible identificar de una sola fuente de información centralizada el flujo total de ingresos a estos regímenes exceptuados por concepto de aportes obligatorios de sus afiliados.


Estos regímenes pensionan un total de 351 mil personas al año, representando el 16% del total de pensionados en el país.


Colombia Mayor


Este subsidio protege a los adultos mayores del país que se encuentran en situación de pobreza extrema y mendicidad. El programa de Colombia Mayor cuesta alrededor de $1,8 billones de pesos que salen de los aportes obligatorios que hacen algunos pensionados al Fondo de Solidaridad Pensional y beneficia a 1,6 millones de personas, lo que representa el 20% de los colombianos en edad de pensión.


Beneficios Económicos Periódicos


Este programa (BEP) beneficia a 41 mil personas y tiene un costo de $179 mil millones de pesos. Su principal objetivo es otorgar un ingreso en la vejez proporcional al ahorro efectuado en los casos en los que no se alcance a completar el capital necesario para obtener una pensión de salario mínimo. Este ahorro puede provenir de aportes efectuados al sistema obligatorio de pensiones, aportes voluntarios y aportes de terceros.


Conclusión


Como hemos insistido anteriormente, en Colombia pensionarse es un privilegio de unos pocos. En el panorama actual, tan solo 1 de cada 4 adultos mayores logra obtener una pensión. Incluso si sumamos el grupo de adultos mayores beneficiarios de los programas Colombia Mayor y BEPS, sigue habiendo 3,9 millones de adultos mayores que se encuentran completamente por fuera del sistema. Esto quiere decir que al menos el 50% del total de personas en edad de pensión no cuentan con ningún mecanismo de protección a la vejez.


Dicho de otra forma, proteger a tan solo el 50% de personas en edad de pensión le cuesta al sistema más de $80 billones si consideramos los pensionados de los regímenes obligatorios y los beneficiarios de subsidios.


La eventual reforma que sufrirá el sistema de pensiones en el país requiere un análisis profundo y riguroso. Es por esto que, desde el Observatorio Fiscal, invitamos a la ciudadanía a estar muy atenta a los próximos análisis que publicaremos en nuestro blog fiscal para entender cómo funciona el sistema y, sobre todo, para conocer cuáles deberían ser los puntos de partida para cualquier reforma que se plantee hacer. Igualmente invitamos a la ciudadanía a conocer cómo funciona el sistema en nuestra "Guía ciudadana al Sistema de Pensiones" que publicamos hace algún tiempo.

Comments


bottom of page