Pagar impuestos por internet en Colombia, ¿qué tan fácil es?

A medida que avanza el calendario tributario de 2021, muchos ciudadanos se preguntan cómo cumplir con sus obligaciones tributarias por medios virtuales. Carmenza Saldías nos cuenta sobre los avances de los municipios del país en la materia y, por supuesto, cómo hacer los pagos desde la comodidad de su casa.


La necesidad de pagar impuestos de forma ágil, rápida y –obligada por la pandemia– virtual, se hace cada vez más evidente. También se hacen visibles las ventajas de la virtualización: posibles reducciones en costos administrativos y un mejor control directo de la información para secretarías de Hacienda, así como trámites más seguros y ágiles para los contribuyentes. Sin embargo, las dificultades están presentes debido a la desactualización tecnológica, tanto por parte del Estado como de la ciudadanía, lo cual impide una transición directa al pago de impuestos por medios virtuales.


En la actual coyuntura, medidas de confinamiento, distanciamiento social y de acceso a comercios y servicios –como pico y cédula– adoptadas para prevenir el aumento de los contagios entorpecen la realización de trámites físicos –entre ellos, el pago de tributos–. Estas situaciones han sido problemáticas para las secretarías de Hacienda municipales, debido a las dificultades para la recepción de los impuestos, que reducen el recaudo en uno de los momentos donde más se necesitan recursos para atender las responsabilidades del Estado.


Frente a este y muchos otros problemas, la solución es la virtualización del recaudo y la disposición de condiciones para el fácil acceso por parte de la ciudadanía, como lo hacen ya muchas secretarías de Hacienda de distintos municipios del país que, desde sus respectivas páginas, permiten el pago de impuestos por medio de aplicaciones y autorizan el pago de impuestos por medios virtuales –como PSE, transferencias bancarias y monederos virtuales–, lo cual es ideal en medio del escenario actual.


¿Qué beneficios traen estas herramientas para las Secretarías de Hacienda? Primero, al tener más posibilidades de pago de impuestos es posible que las Secretarías tengan un mayor recaudo. Adicionalmente, ante la coyuntura se reducen las posibilidades de contacto físico para realizar trámites, lo cual también disminuye la posibilidad de contagio de cajeros y cajeras.


Por otra parte, los pagos se recibirán el pago de forma directa sin hacer uso de efectivo, lo cual permite transacciones más transparentes y menos posibilidades para la desaparición espontánea de dinero.


Esta virtualización también supone beneficios para los contribuyentes. Por un lado, elimina el contacto físico con funcionarios y disminuye las posibilidades de contagio. Y, por otro, disminuye los costos de transporte y de transacción, pues las personas no necesitan movilizarse para pagar impuestos –especialmente cuando están fuera del municipio. Es importante anotar que, además, la transacción realizada es fácil de comprobar por medios virtuales, eliminando así la necesidad de conservar facturas físicas en caso de realizar un reclamo.


Pero, así como hay ventajas, es importante tener en cuenta las limitaciones que pueden presentarse. De poco sirve proveer plataformas virtuales si la ciudadanía no puede ingresar a estas: en Colombia en el primer trimestre de 2020 se registraron 58.4 accesos a internet por cada 100 habitantes. Aunque esto no quiere decir que solo una tercera parte de los colombianos puede acceder a internet, sí da cuenta de que no toda la población puede usar estos medios. Adicionalmente, factores como la ruralidad y las condiciones socioeconómicas de los contribuyentes pueden afectar la accesibilidad.


A pesar de las dificultades, esto no debería desincentivar a las secretarías de Hacienda municipales para establecer portales o aplicaciones para el pago de impuestos. Por el contrario, las Secretarías deberían fomentar la conectividad de su ciudadanía y el fácil acceso a servicios públicos. Ambas estrategias se traducirán en mayor bienestar –con el valor agregado de incentivar el recaudo público–.


Si usted quiere pagar impuestos por medios virtuales, ¿qué debe hacer? Hay muchas formas de hacerlo:


Si tiene un dispositivo Android, es posible descargar las aplicaciones de su municipio, algunas de las cuales se pueden encontrar en este vínculo.


O, sí tiene dispositivos Apple, en la app store puede buscar si su municipio cuenta con una aplicación para el pago de impuestos.


Por el contrario, si quiere acceder desde un computador, busque la página web de la Secretaría de Hacienda municipal o de la Alcaldía de su municipio, ubique la pestaña de trámites y servicios, busque el impuesto que desea pagar y siga las instrucciones.


En caso de que no consiga entrar, es posible que la secretaría de su municipio todavía no cuente con estos medios y deba hacer el pago de la manera tradicional. En este caso, puede escribir a su Alcaldía y pedir que establezcan el servicio.


Aumentar el recaudo es fundamental para mantener los bienes y servicios públicos –acueducto, energía, seguridad y salud, entre otros–. Quien paga cumplido contribuye y fomenta el desarrollo de su municipio –cumpliendo, además con una obligación legal–. Sin embargo, corresponde también a las instituciones generar las condiciones para que los ciudadanos contribuyan al pacto colectivo.




* Carmenza Saldías es economista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y Magíster en Planificación y Administración del Desarrollo Regional de la Universidad de los Andes. Ha sido alcaldesa encargada de Bogotá, así como secretaria de Hacienda, secretaria de Planeación y consejera para temas de Región y Competitividad de la ciudad. También se desempeñó como secretaria de Planeación de Manizales. Fue fundadora y directora del Centro Regional de Estudios Cafeteros y Empresariales (Crece). Es docente, investigadora y consultora.

** Las opiniones expresadas comprometen a su autor/a y no comprometen la posición del Observatorio Fiscal de la Pontificia Universidad Javeriana.