top of page

La omisión de detalle en el PGN 2024 pone en duda su transparencia




En medio de fuertes cuestionamientos a la proyección de ingresos esperados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para este año en su Plan Financiero, recientemente se ha generado controversia por una serie de artículos que ha publicado el Diario Portafolio alertando inconsistencias en el Presupuesto General de la Nación de 2024, y, específicamente, con un asunto relacionado a la asignación de alrededor de $13 billones del rubro de inversión. En esta entrada de blog queremos explicar de qué se trata.


Como lo describimos en nuestra Guía ciudadana al presupuesto general de la nación, luego de la aprobación del PGN por el Congreso de la República, la Presidencia debe sancionar como Ley de la República. Posteriormente, el Gobierno nacional debe expedir su decreto de liquidación, el cual debe estar acompañado de un anexo que contenga el detalle del gasto. Esta última etapa es, en términos sencillos, una reglamentación de la ley de presupuesto y se constituye en la base del proceso de ejecución presupuestal.


Teniendo claro lo anterior, desde el Observatorio Fiscal de la Javeriana vemos con preocupación que el Decreto 2295 del 29 de diciembre de 2023 y su Anexo técnico no especifican al detalle la destinación de $13 billones del rubro de inversión, cifra que representa el 13% del total de gastos de inversión. Se trata de recursos apropiados para el sector Transporte ($10,5 billones), Hacienda ($2 billones) y Educación ($0,5 billones).


En el Anexo de cada decreto de liquidación se detalla el destino específico del presupuesto de inversión a nivel de proyectos. Específicamente, el desglose de los recursos pertenecientes al rubro de inversión obedece a la clasificación presupuestal establecida por programas, subprogramas y proyectos. Sin embargo, en el caso de estos $13 billones el detalle únicamente llega a nivel de “subprograma”, no al nivel de proyectos. 


Para ilustrar lo anterior, tomemos como ejemplo el presupuesto de inversión de la Agencia Nacional de Infraestructura, entidad del orden nacional del sector Transporte encargada de la realización de grandes obras de infraestructura, a través de los esquemas de Concesiones y Asociaciones Público - Privadas.


Cuadro 1. Detalle del gasto de inversión de la Agencia Nacional de Infraestructura para la vigencia 2023


Fuente: Anexo del Decreto 2590 del 23 de diciembre de 2022.

El Cuadro 1 muestra la desagregación del presupuesto de inversión de la Agencia Nacional de Infraestructura en el Anexo que hace parte del Decreto de liquidación del Presupuesto General de la Nación 2023. Como podemos ver, el gasto de este rubro se detalla a nivel de programa, subprograma y proyecto específico, tal como lo ordena el Estatuto Orgánico de Presupuesto. 


Cuadro 2. Detalle del gasto de inversión de la Agencia Nacional de Infraestructura para la vigencia 2024


Fuente: Anexo del Decreto 2295 del 29 de diciembre de 2023

El Cuadro 2 muestra la misma sección presupuestal, pero esta vez, tal y como fue establecida en el Anexo que hace parte del decreto de liquidación del presupuesto de este año. Nótese que ahora estos recursos serán destinados a un nuevo subprograma de inversión denominado “Convergencia regional: integración de territorios bajo el principio de la conectividad física y la multimodalidad” sin ningún tipo de detalle o desagregación adicional a nivel de proyecto, por proyecto.


Desde el Observatorio Fiscal de la Javeriana vemos con preocupación la implicación que esto pueda tener en términos de transparencia y acceso a la información. La imposibilidad de conocer el destino específico de estos recursos públicos en el rubro de inversión para estas entidades este año le da opacidad al proceso de ejecución presupuestal, dificultando su supervisión, lo que genera riesgos de corrupción, como lo recuerda el último reporte de la Open Budget Survey.


La situación abre otros interrogantes: ¿El desconocimiento del marco de nuestro sistema presupuestal generará demandas contra el decreto de liquidación que ponga en pausa la ejecución del presupuesto de este año? ¿Se trata de un error técnico del gobierno o detrás está la intención de que el Ejecutivo tenga cierta discrecionalidad sobre el destino final de estos recursos? y ¿esto afectaría la continuidad de obras de infraestructura que se encuentren en ejecución actualmente?


Finalmente, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidió un decreto de yerros para corregir esta irregularidad en el caso del Ministerio de Educación. Desde el Observatorio Fiscal de la Javeriana hacemos un llamado a que el Gobierno expida otros decretos de yerros para los sectores de Hacienda y Transporte desagregando con detalle las partidas de inversión.



תגובות


bottom of page