Todos estamos hablando de la reforma y estamos dejando de lado el Presupuesto General de la Nación

El pasado 29 de julio, hace un mes y un día, el Gobierno nacional radicó el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el 2023. Curiosamente este proyecto es presentado por el gobierno saliente, mientras será debatido, construido y ejecutado por el gobierno entrante. Esta particular situación se repite cada cuatro años.

Actualmente la atención nacional está centrada en la “Reforma Tributaria para la Igualdad y la Justicia Social”, mientras hemos dejado de lado la construcción del Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2023. Es importante articular ambos debates porque, por definición, son complementarios. En primer lugar, con la reforma tributaria se incrementaría el recaudo de la nación de forma escalonada hasta $50 billones de pesos anuales y, en este orden, se aumentaría la magnitud de los próximos PGN. En segundo lugar, como país estamos debatiendo ambos proyectos al mismo tiempo y el debate del PGN cuenta con plazos establecidos. El calendario del PGN se desarrolla en el Decreto 111 de 1996.


El proceso más importante de su construcción es su paso por el Congreso de la República. Más allá de ser un requisito legal para que sea una ley, esta etapa es importante porque es en la que se debate más ampliamente. Estas son las etapas del trámite legislativo:

  1. El Gobierno nacional debe presentar el proyecto de PGN durante los diez primeros días de la legislatura, que inicia el 20 de julio.

  2. Antes del 15 de agosto las comisiones del Senado y Cámara de representantes podrán expresar que el proyecto no se ajusta a los preceptos de la ley orgánica del presupuesto, en cuyo caso sería devuelto al Ministerio de Hacienda, quien a su vez lo presentaría nuevamente antes del 30 de agosto con las enmiendas correspondientes. Este proceso no sucedió este año.

  3. El 15 de septiembre es el plazo para la aprobación del monto del PGN por parte de las comisiones económicas conjuntas. En este orden, estamos a pocos días de conocer el monto del PGN 2023.

  4. El 20 de septiembre es el plazo para la aprobación del PGN por parte de las comisiones económicas conjuntas. Posteriormente pasa a ser debatido por la Cámara de Representantes y el Senado de la República de forma simultánea.

  5. En la medianoche del 20 de octubre se cumple el plazo para que el Congreso de la República en pleno apruebe el PGN.

Es importante anotar que el Congreso de la República no está obligado a aprobar el PGN y está facultado para ratificarlo o rechazarlo. En caso de ser aprobado, se sancionaría como ley y en caso contrario la Presidencia de la República lo sancionaría a través de un decreto. En el segundo caso el PGN que entraría en vigencia sería el presentado por el gobierno nacional, incluidas las modificaciones realizadas por las comisiones económicas.


Hasta la fecha de redacción de esta publicación sólo se ha debatido el PGN 2023 en una sesión de comisiones económicas conjuntas, que se llevó a cabo hoy 30 de agosto. En este espacio se presentó el PGN y se escucharon las consideraciones de la Procuraduría, el DNP, entre otras intervenciones. Paralelamente, el debate se ha centrado en la reforma tributaria. Con esta mención no pretendemos restar importancia a la reforma tributaria que consideramos fundamental para el desarrollo del país, sino a invitar a articular su debate con el del PGN pues son complementarios.


Desde el Observatorio Fiscal hacemos un llamado a debatir el PGN con más atención. Actualmente, y a pesar de los avances en transparencia, para la ciudadanía aún no es posible conocer el destino específico, peso por peso, de los recursos que hacen parte del PGN y respaldamos este horizonte de transparencia.